Buscar
  • Noppo Tours

ESTUDIO GHIBLI-KAWAII MONSTER CAFÉ

Comentarios de #AventuraEnJapón No.14 El día de Ghibli.


Se acercaba el final de nuestra aventura y llegaba con otro de los eventos esperados: La visita al museo de Studio Ghibli, el estudio creador de películas como "El viaje de Chihiro" o el querido por todos nosotros: "Mi vecino Totoro", cuyo director es el gran maestro Hayao Miyazaki.  Resulta que comprar las entradas para este museo es todo un proceso: Hay que comprarlas en línea con 1 mes de anticipación, el día 10 del mes a las 10 de la maňana hora japonesa, lo cual significa a las 8 de la noche del día 9 hora colombiana. Lo complicado: Se acaban en menos de 5 minutos. Lo habíamos intentado en Noviembre para diciembre, la página se cayó un momento y cuando volvió ya se habían vendido todas, así que lo intentamos de nuevo en Diciembre para los primeros días de Enero y lo logramos!. Fue un momento de gran adrenalina y mucha felicidad al leer "Su orden ha sido procesada" XD.  Luego de todo ese esfuerzo la expectativa era muchísima. Llegamos a la estación de Mitaka y preguntamos por el bus para ir al museo. Resultó ser un bus amarillo con algunas cosas alusivas al museo y en la parada estaba la cara de Totoro (Awwww). El museo queda al lado de un bosque así que cuando llegamos lo reconocimos inmediatamente. Hicimos la fila y nos dieron nuestras entradas, una de las cosas bonitas del museo (comenzamos bien): Es una tarjetica con el logo de Ghibli y en la mitad tiene un pedacito de cinta de película en el que a contra luz se alcanza ver la imagen de un dibujo de alguna de las películas, es decir, cada entrada es diferente de otra. Una de las cosas no tan chéveres (y a la vez sí) es que no se pueden tomar fotos dentro del museo, lo cual en mi opinión hace la experiencia aún más interesante porque todo resulta ser "Nunca antes visto". En ese orden de ideas no les daré muchos detalles de lo que hay pero diré que estar allá es una experiencia inolvidable. Tienen una sala de cine donde hay varios cortos animados según el día, eso fue lo primero que hicimos y si llegan a ir también háganlo de primero, ya que eso nos preparó para una de las cosas más importantes que hay que hacer durante toda la estancia en el museo: Sentirse como niňo y dejarse asombrar por todo cuanto hay. Otra de las cosas es que a través de las diferentes salas pudimos apreciar todo el proceso y esfuerzo necesarios para dar a luz una película animada de la calidad de estudio Ghibli, sentirnos en un taller de creación y valorar todo el esfuerzo que a veces olvidamos al ver una película.  Tip por si van: O al menos algo que yo hice fue mirar los nombres de los libros que hay en las salas, a mi me hizo pensar en todas las cosas del mundo real que necesitan ser estudiadas y detalladas para llevarlas a la animación: Libros de flores, frutas, animales, paisajes, arquitectura, figura humana y no sé cuántos más que no detallé. Cayó la noche y no nos queríamos ir, no porque no hubiéramos recorrido ya todo sino porque la energía que se siente es muy agradable, ser niňo de nuevo y asombrarse con cada detalle, de hecho la mayoría de las salas están pensadas para los niños pero uno se divierte como si lo fuera XD. El castillo ambulante, el gato de Totoro y vehículos muy extraňos que funcionan a vapor o con motores extraňos, todo eso hace parte de la inventiva de Hayao Miyazaki, que se ve reflejada en las películas y el museo se encarga de acercarte a cada una de ellas. Ahora que ya volvimos de Japón hicimos el ejercicio de ver el castillo ambulante y es impresionante cómo ahora detallamos cada pequeña cosa que antes habríamos ignorado. Definitivamente tienen que ir. Siguiendo con el día, o mejor, con la noche, salimos del museo y nos dirigimos a uno de lo destinos que nos faltaban y no podíamos dejar pasar: El "Kawaii Monster café".  ¿Recuerdan el café de Harajuku que estaba cerrado el 2 de Enero?,pues este es: Un café sacado de otro mundo con decoración muuuy colorida y comida muy particular. Al igual que los café Maid también tiene sus condiciones: 500 yenes por entrar y pedir al menos un plato fuerte y una bebida por persona; La ventaja es que aquí sí se pueden tomar fotos en cualquier parte del café. Una vez aceptamos las condiciones nos dice el seňor de la puerta "¿Are you ready?" XD. Abrió la puerta y había algo así como un carrusel gigante que a la vez parece un pastel lleno de cosas que en principio uno no entiende pero se ve súper genial. El restaurante tiene 5 ambientes cada uno decorado de forma muy particular, antes de entrar le dicen a uno cuáles tienen libres y uno elige el que más le guste. Siguente paso: La carta. Toda la comida es muy colorida y con nombres exóticos (No en Japonés, a propósito XD), nosotros pedimos una hamburguesa, de tomar un soda con frutas y de postre torta y un graaaaan helado. Debo decir que la atención no fue muy buena (Teniendo en cuenta la amabilidad que caracteriza a los japoneses), la mesera no fue muy "Kawaii" que digamos (Y no lo digo físicamente XD), pero el resto de la experiencia vale la pena al menos una vez (Teniendo en cuenta que no es muy barato). Este café lo habíamos visto en Internet y había que visitarlo!  Terminanos la comida y recordamos que nuestro último día en Tokyo antes de volver a casa estaba llegando a su final, así que fuimos a hacer algunas compras casi hasta la media noche. Pasamos casi de largo alistando las maletas, haciendo toda la magia posible para poder llevar lo teníamos en un principio más lo que "Recolectamos" en el camino XD, y pues la magia fue hecha y lo logramos :D Así termina la aventura en Tokyo: 9 días que se convirtieron en 7 porque 2 los dedicamos a hibernar XD. Este diario está por terminar pero aún falta la aventura de vuelta :D. Stay tuned!






















Comida Kawaii











0 vistas

© 2023 by Bump & Beyond. Proudly created with Wix.com